Cultivo celular vegetal

Un procedimiento patentado

El cultivo celular vegetal es un procedimiento que permite multiplicar el número de células obtenidas de una planta a partir de un único elemento (como una hoja o un pétalo). Pierre Fabre ha registrado varias patentes en este terreno del mañana.

substances-naturelles.jpg

  • Un primer equipo de investigación trabaja en la identificación de nuevas moléculas y su potencial de acción. Su objetivo consiste en proporcionar nuevos principios activos, a partir de células vegetales, para la aplicación en los terrenos cosmético y farmacéutico.

  • Un segundo equipo, instalado en el centro de producción de principios activos de Gaillac (Tarn), desarrolla el procedimiento industrial y asegura la producción de esas células vegetales en el seno de un taller específico y conforme a las Buenas prácticas de fabricación (BPF) de productos farmacéuticos.



Al principio, las células vegetales culture-cell-vegetale2.jpgson cultivadas en estufas, donde se multiplican y forman calls que van a permitir sembrar bio-reactores estériles en los cuales la producción final de células vegetales se realiza en forma controlada. En varios días se obtiene un gran número de células vegetales absolutamente idénticas. Con ello se forma una biomasa, secada o purificada, a partir de la cual se consiguen principios activos de enorme pureza.

Esta tecnología permite:

  • recurrir a la biodiversidad natural sin afectarla: no destructiva, sin transporte, sin sobreexplotación de las tierras (no se utilizan fertilizantes ni pesticidas)
  • producir activos por pedido en un entorno controlado y manejado por el hombre, independientemente del ecosistema de la planta de origen, respetando los principios de la química verde (como por ejemplo el uso limitado de solventes).
  • hacer posible el uso de especies vegetales difíciles de cultivar a gran escala, de crecimiento lento o no domésticas, especialmente aquellas en vías de extinción o protegidas, sin ponerlas en peligro.